Historia de algunas instituciones de nuestro pueblo, extraído del libro: Origen y Evolución de Antonio Valentín Marrone (ordenado por año de creación):

Historia de algunas instituciones escritas por Carlos Cerqueira:

La parroquia “Santiago Apóstol” (1897)

La documentación existente en la parroquia "Santiago Apóstol" demuestra fehacientemente que el presbítero Lucio Domerain fue el primer cura párroco de Alcorta, habiendo ejercido sus funciones desde noviembre de 1897 hasta marzo de 1898. El templo había sido habilitado y bendecido en mayo de 1897.

Fue precisamente el Padre Domerain el encargado de realizar el primer bautismo debidamente registrado. Dicho sacramento fue impartido el 6 de noviembre de 1897 a la niña Mercedes Leticia Giannotti, hija de Pedro Giannotti y Virginia Uliano.

En diversas actas de la Comuna de Alcorta correspondientes a esta época queda evidenciado el decidido apoyo otorgado por las autoridades y por los habitantes al sostenimiento del culto católico y a la construcción del templo.

Santiago Apóstol, martirizado por el rey Herodes alrededor del año 42 y cuyo cuerpo fue trasladado a Compostela en España, es venerado como patrono de ese país y la numerosa inmigración española en nuestro pueblo hizo que Alcorta adoptara ese mismo patronato, razón ésta de la denominación de nuestra parroquia.

Los presbíteros que se han desempeñado en la Iglesia "Santiago Apóstol" como párrocos han sido los siguientes: Lucio Domerain, noviembre 1897 a enero de 1898; Paulino Pardini, enero de 1898 a julio del mismo año; Santiago Annovazzi, enero a noviembre de 1899; Sixto Grimaldi, noviembre de 1899 a abril de 1908; José Netri, abril de 1908 a marzo de 1920; Pascual Netri, agosto de 1920 a setiembre de 1921; Raúl Bonnin, febrero de 1923 a febrero de 1928; Juan Roig, marzo de 1928 a enero de 1929; Juan Giampaoli, enero de 1929 a febrero de 1933; Juan Tacca, febrero de 1933 a igual mes de 1934; José Vivas Bustos, febrero de 1934 a enero de 1956; José MariaUlayar, enero de 1956 a marzo de 1963; marzo de 1963 hasta el presente, Domingo A. Savini.

Como dato para destacar, señalemos que siendo cura párroco el presbítero José Netri (1908 a 1920), el templo de Alcorta fue destruido en gran parte por un terrible incendio, iniciándose posteriormente su construcción.

Arriba

Registro del Estado Civil (1899)

El destacado vecino Pedro Urbano Pujol, Juez de Paz en este período de la historia local, sería también el primer encargado del Registro del Estado Civil.

En dicho Registro y en lo que a nacimientos se refiere, el acta Nº 1 fue redactada el 24 de mayo de 1899. Ese día, ante el señor Pujol se presentó don Miguel Segundo Romero, de 42 años de edad, casado, argentino de profesión abastecedor y residente en Alcorta, informando el nacimiento de una niña a la que se le dio el nombre de Ángela Romero, hija del declarante y de doña Juana Mansilla. La niña había nacido en el pueblo de Peyrano el 22 de junio de 1891 y no había sido registrada anteriormente por no existir el Registro Civil. Sus abuelos paternos eran Miguel Romero y Manuela Quiroga y sus abuelos maternos Agustín Mansilla y Josefa Aranis. Los testigos presenciales de este registro fueron Tomas Rubio, comerciante español, y Bautista Ricci, herrero italiano, ambos residentes en Alcorta.

El primer matrimonio formalizado en este Registro del Estado Civil tuvo lugar el 4 de junio de 1899. La pareja estaba integrada por Lucio Guevara (argentino, 26 años de edad, jornalero, hijo de José Guevara y de Ceferina de Guevara) y por Ramona Rodríguez (argentina, 18 años de edad, ocupada en quehaceres domésticos, hija de Sinforoso Rodríguez y de Juana Albornoz de Rodríguez). Los testigos fueron Salvador Berazategui y Pedro Muñoz.

También el 4 de junio de 1899, ante el encargado Pedro Urbano Pujol, se asentó el primer fallecimiento, acaecido el día anterior y correspondiente a la niña Carmen Fernández, de tan solo 7 días de edad, hija natural de doña Rosa Fernández. Por imposibilidad de la madre, efectuó la denuncia el vecino Aristóbulo Neyra y los testigos fueron los señores José Olaeta y José M. Velo.

Arriba

Sociedad Italia de Socorro Mutuo y de Instrucción (1901)

La primera reunión realizada por la numerosa colectividad italiana local para fundar una entidad que nucleara a sus integrantes se celebró el 15 de setiembre de 1901, designándose ese día una comisión provisoria para celebrar la fiesta patria italiana del 20 de setiembre de 1901. A dicha entidad se le dio el nombre de Sociedad Italia de Socorro Mutuo y de Instrucción.

Esa comisión la integraron los señores Félix Compiano, presidente; Santiago del Sol, vicepresidente; Agustín De Benedetti, secretario; Juan Timoni, tesorero; Juan Papa, Ángel Crespi, Julio Ferrero, José Da Massa y Pedro Giannotti, vocales, constituyéndose en forma definitiva y estable el 27 de octubre de 1901 al aprobarse en asamblea los estatutos sociales. Cabe destacar que las primeras actas de la institución estaban redactadas en idioma italiano.

El primer presidente de la entidad, señor Félix Compiano, se desempeñó además como presidente comunal desde el 5 de diciembre de 1906 hasta el 1º de marzo de 1907. Por otra parte, era también encargado de la estafeta postal y propietario de un negocio de almacén, tienda y cereales.

La Sociedad Italia habilitó su edificio social, ubicado en Boulevard 9 de Julio 726,- el 20 de setiembre de 1903 en terrenos donados por los señores Santiago del Sol y Félix Compiano. Fueron padrinos del acto inaugural el señor Pedro Urbano Pujol y la señora Natalia de Compiano. La obra fue realizada por el constructor Santiago Sangelmi y con el correr del tiempo fue ampliada y modificada en diversas oportunidades.

La institución continuó su evolución y casi 11 años después de la fundación logró su personería jurídica, trámite que fue finalizado el 20 de marzo de 1912, oportunidad en la que el presidente de la entidad era el señor Benigno Papa y el secretario el señor Pacífico Frattesi.

Durante todo el año 1915, por decisión de la comisión directiva presidida por don Armando Mángano, en el local de esta institución funcionó una escuela primaria que llegó a tener en sus cursos una inscripción de 62 alumnos, siendo directora y maestra la esposa del señor Santiago Roatta.

En el año 1979 la Sociedad Italia se fusiona con el Club Los Andes y pasa a recibir la denominación de Sociedad Italia Mutual, Deportiva y Biblioteca Los Andes.

Arriba

Club Unión (1907)

El Club Unión de Alcorta nació a la vida institucional el 2 de junio de 1907, siendo su primer presidente el señor Pedro Urbano Pujol, quien ocupara ese cargo solamente hasta el 30 de julio del mismo año, fecha en la que murió asesinado mientras realizaba un procedimiento en su carácter de juez de paz.

Se carece en la actualidad de las actas fundacionales de esta entidad. Los registros que hemos podido analizar comienzan el 28 de diciembre de 1914 y la comisión directiva de ese momento eranpresidida por el señor Eusebio Molina, mientras que la Secretaría estaba a cargo del señor Armando Mángano.

El 6 de junio de 1915, de acuerdo a lo resuelto en asamblea general, la comisión directiva del Club Unión se constituyó de la siguiente manera: doctor Félix Roca, presidente; Eusebio Molina, vicepresidente primero; Vicente Jakás, vicepresidente segundo; Ramón Acosta, secretario; Juan Maffei, prosecretario; Fernando Luque, tesorero; José Clerice, protesorero; Ángel Bujarrabal, Armando Mángano, Felipe Boccoli y Vicente De Luise, vocales.

En la actualidad, esta institución lleva la denominación de Asociación Mutual Unión, Social, Cultural, Deportiva y Biblioteca.

Arriba

Filial Alcorta de la Federación Agraria Argentina (1912)

Decíamos en el capítulo anterior qué el 15 de agosto de 1912, en la ciudad de Rosario, se había creado la Federación Agraria Argentina. Francisco Bulzani, Francisco Peruggini y Primo Cesare, todos de Alcorta, integraban el primer consejo directivo de esa entidad.

Al iniciar la Federación la organización de secciones (hoy denominadas filiales) en distintos puntos del país, una de las primeras que se constituyo fue la de nuestro pueblo, dado que Alcorta había sido el epicentro de la huelga agraria declarada el 25 de junio de 1912.

Si bien carecemos de la documentación que permita definir exactamente la fecha de fundación de la filial local, datos extraídos de un estado de caja publicado en el Boletín Oficial (hoy periódico "La Tierra") de la Federación determinan que la del 27 de septiembre de 1912 fue la fecha en la que se procedió oficialmente a la integración de las cuotas societarias a la entidad central.

Las primeras autoridades de la Filial Alcorta fueron las siguientes: Francisco Bulzani, presidente; Francisco Peruggini, vicepresidente primero y J. Pérez Martín, secretario.

En la edición del 26 de octubre de 1912 del Boletín Oficial de la Federación se anunciaba para el día siguiente una reunión de filiales de la zona en Alcorta. Decía la publicación: "El solo nombre de Alcorta es para los agricultores en general y para el comité en particular un compendio de toda garantía y ello nos induce a creer ciegamente que la reunión anunciada para el día 27 ha de dar frutos provechosos para la Federación. El presidente de Alcorta es un entusiasta de la causa de los agricultores. Lo ha demostrado en muchas ocasiones. De su amor a la institución esperamos que la reunión de Alcorta sea pródiga en frutos provechosos, como hemos dicho antes."

Para enero de 1913, la Filial Alcorta ya había concretado 22 suscripciones voluntarias a favor del Boletín Oficial de la Federación Agraria Argentina.

El 25 de junio de 1913, la filial local recordó con un importante festejo el primer aniversario del Grito de Alcorta.

Arriba

Blanco y Negro Mutual, Social, deportivo y Cultural (1913)

Transcurría el año 1913 y los jóvenes alcortenses de la época aspiraban a lograr la práctica de algún deporte institucionalmente organizado. Y es así que luego de varias reuniones previas que perseguían la finalidad de crear una entidad social, deportiva y cultural, el 28 de agosto de 1913 nace en Alcorta el Gimnasta FootBall Club, incluyendo como actividad primordial la práctica del fútbol, popular deporte que comenzaba a arraigarse profundamente en todo el territorio nacional. Su primer presidente fue el señor Ángel B. del Frade, docente de la Escuela Fiscal Nº 180.

El debut oficial del equipo de primera división se produce el 20 de setiembre de 1913. Blanco y Negro (o Gimnasta FootBall Club) es local y recibe a Máximo Paz, venciendo a la visita por un gol a cero, obteniendo así la copa en disputa denominada "Doctor Jorge A. Lagos". El equipo alcortense estaba integrado por los siguientes deportistas: Eulogio Páez, Eduardo Ricart, Mario Timoni, N. Cornejo, Luis Aiello, Enrique Fresco, José Pena, Francisco Urraca, F. Piñero, Ángel B. del Frade, Américo Timoni y Miguel Ripoll (capitán).

En el mes de junio del año 1916 se produce lo que podríamos considerar como una refundación del club al resolverse la adopción de un nuevo nombre para la entidad que sería el de Club Atlético Alcorta Blanco y Negro, debido a que los equipos de la institución utilizaban camisetas a rayas verticales blancas y negras, pantalones blancos y medias negras.

En 1977, como entidad independiente del club, se constituye la Asociación Mutual entre Asociados del Club Atlético Alcorta Blanco y Negro, pero el 31 de octubre de 1990 ambas instituciones se fusionan para pasar a llamarse Blanco y Negro Mutual, Social, Deportivo y Cultural.

Arriba

Escuela Fiscal Nº 181 “Doctor Nicolás Avellaneda” (1916)

Existente desde el año 1898 la Escuela Elemental Mixta —Escuela Fiscal Nº 1 según se la denomina en actas comunales de la época y luego conocida como Escuela Fiscal Nº 180 "Domingo Faustino Sarmiento", el 1º de marzo de 1916 nace a la vida educacional alcortense una nueva escuela: la Escuela Fiscal N° 2. Su edificio estuvo, sucesivamente, en la calle Mitre (vereda Este, entre 9 de Julio e Independencia), en 9 de Julio y Laprida (edificio actual de la panadería "Lértora") y en la intersección del Boulevard 9 de Julio con el Acceso Alvear (actual sede de las oficinas de la Empresa Central Alcorta). Los primeros alumnos inscriptos fueron 22 y la primera directora fue la señora Laura A. de Nicolay, quien ya se había desempeñado como auxiliar en la Escuela Fiscal Nº 1. Con ella colaboraba la maestra Tercilia L. de Porta.

En el año 1933, siendo directora la señora Ángela M. de Palenque, la Escuela Fiscal Nº 2 recibe la nueva y definitiva denominación de Escuela Fiscal Nº 181 "Doctor Nicolás Avellaneda."

Con el paso de los años, el viejo edificio escolar no ofrecerá las comodidades necesarias para el desarrollo de la actividad educacional. En el año 1936 comienza a trabajar la denominada Comisión Pro Gestiones Construcción del Edificio Propio, colocándose la piedra fundamental del mismo el 21 de diciembre de 1942, con motivo de los actos celebratorios del cincuentenario de la fundación del pueblo. El 31 de octubre de 1950, en la ciudad de Santa Fe, se procede a la apertura de la licitación para realizar la obra, siendo adjudicada al constructor Amábile M. Libera.

En el año 1960, siendo directora la señora Delia G. de Ogallar, la escuela pasa a instalarse en la moderna y cómoda edificación que hoy sigue ocupando sobre el Boulevard 9 de Julio, esquina Laprida.

En 1976 comienza a funcionar el Comedor Escolar que desde esa fecha y hasta el presente ha venido desarrollando una excepcional tarea en beneficio de los niños de nuestro pueblo. El 31 de octubre de 1987, siendo director el profesor Claudio Alberto Luciani, se procedió a la inauguración oficial de las nuevas y cómodas instalaciones del Comedor Escolar y de sus dependencias anexas, obra esta cuya construcción se había iniciado en el año 1980.

Arriba

Club Atlético Los Andes (1919)

Dos jóvenes instituciones de Alcorta, ambas vinculadas al deporte, especialmente al fútbol, deciden fusionarse cuando corría el año 1919. Eran el Club Independiente, presidido por el señor J. Vicente Cucco, y el Club Belgrano, presidido por el señor Roberto R. Cáceres. El 4 de agosto de 1919, reunidos representantes de las 2 instituciones en el local ubicado en calle San Martín 133, deciden integrarse para dar vida institucional al Club Atlético Los Andes y eligen los colores celeste y blanco para su divisa.

La primera comisión directiva del nuevo club estaba integrada por los señores Roberto R. Cáceres, presidente; J. Vicente Cucco, vicepresidente; Juan F. Mattaruco, secretario; Ernesto M. Silva, prosecretario; Santiago F. Romano, tesorero; Pedro Aiello, pro tesorero; José Beltrami, Raúl Maggi, Ismael Silva, Enrique Cucco, OresteBigarani y Juan Galván, vocales; Atilio D'Angelo y Francisco Balanzino, revisores de cuentas; Victorio Castiglioni y Pedro Odisio, comisarios de cancha.

El primer equipo en la historia del Club Los Andes lo integraron los siguientes jugadores: Juan Borges, LeonildoViti, José Bianchi, Vicente Palestrini, Enrique Cucco (capitán), Alberto Jaime, Victorio Copertari, Domingo Jaime, Arturo Giostra, Anselmo Oyola, José Leonardi, Ambrosio Jaime, David Giostra y Mariano Nieve.

El 16 de junio de 1934 Los Andes se fusiona con el Club Social y recibe la denominación de Club Social y Deportivo Los Andes. El 28 de marzo de 1937 se concreta otra fusión; esta vez con el Círculo Comercial y Recreativo y el club pasa a llamarse Círculo Social y Deportivo Los Andes. En 1977 el club se transforma en mutual. La denominación actual de Sociedad Italia Mutual, Deportiva y Biblioteca Los Andes surge el 17 de mayo de 1979, al decidirse la fusión con la Sociedad Italia de Socorros Mutuos.

Arriba

Liga Deportiva del Sur (1929)

La Liga Deportiva del Sur, entidad que agrupa la práctica del fútbol de nuestra región y que tiene su sede oficial en Alcorta, nació integrada por un grupo de 11 clubes que acudieron al llamado del señor Santiago F. Romano, activo dirigente del Club Los Andes y gestor de la idea de hermanar el fútbol del sur de Santa Fe.

La asamblea constitutiva se realizó en el Hotel Colón de nuestro pueblo el 21 de julio de 1929 y asistieron los señores Daniel Reybet, Manuel Román (h), Santos Pagano e Hilario Gainza, por el Club Atlético Paz; Santiago del Tedesco, por el Club Olimpia de Santa Teresa; Juan Binaschi y Tomas Vergini, por el Club Atlético Oliver de Máximo Paz; José Mattiazzi y Domingo Finoli por el Club Independiente de Peyrano; Pablo Marincioni, por el Club Atlético Juncal; Juan Sbrola y Gregorio Zapata, por el Club SportivoBombal; Roque Cibotti y Alejandro Ferotti, por el Club Sporting de Bigand; Emilio Stábile y Ramón Polleri, por el Independiente Fútbol Club de Bigand; doctor José J. Brambilla, Marcial González e Ignacio Cola, por el Club Atlético Alcorta Blanco y Negro; y >120> Vicente Cucco y Santiago Romano, por el Club Los Andes de Alcorta. El Club Sportivo de Peyrano adhirió telegráficamente.

En sus orígenes, la entidad recibió el nombre de Asociación Deportiva del Sur, de acuerdo a una moción del señor José Mattiazzi, delegado de Independiente de Peyrano. El cambio de denominación por la actual de Liga Deportiva del Sur se produjo por disposición de la Asociación del Fútbol Argentino, entidad a la cual la liga se encuentra adherida desde 1930.

El 12 de enero de 1930, en asamblea general de afiliados, se eligieron las primeras autoridades de la liga. Ellas fueron: Santiago F. Romano, presidente; José Mattiazzi, vicepresidente; Juan Comcina, secretario; Luis Ratto, prosecretario; Ángel García, tesorero; Juan Binaschi, pro tesorero; Marcial González, Santiago Canterle, Enrique Turielli, Ramón Casi, Félix Hormazabal, Ramón Polleri y Manuel Román (h), consejeros; Santiago del Tedesco y Juan Novelli, síndicos.

En la asamblea fundadora de 1929, se resolvió también la organización de un Campeonato Estímulo que comenzó el 12 de setiembre, finalizando el 17 de octubre del citado año. La primera colocación fue para el Club Los Andes, clasificándose subcampeón el equipo del Club Blanco y Negro. Los comerciantes alcortenses Hermanos Lacosta y Graciano Rodríguez habían instituido 2 hermosos trofeos entregados como premios.

El primer campeonato oficial se disputó en 1930 con la intervención de 10 clubes, pues no pudo integrarse el Club Atlético Juncal. Se inició el 22 de junio. El trofeo en juego llevaba el nombre de "Doctor José M. Olaeta", quien había donado una magnífica copa de plata. Finalizado el torneo, resultó primer campeón oficial el Club Los Andes, escoltado por Blanco y Negro, reiterándose las posiciones del Campeonato Estímulo.

Arriba

Sucursal Alcorta del Banco de la Nación Argentina (1929)

El Banco de la Nación Argentina fue la primera institución crediticia que se inauguró en Alcorta, dado que la sucursal local habilitó sus servicios al público el día 1º de agosto de 1929.

El primer local de esta delegación bancaria estaba instalado frente al edificio de la Comuna de Alcorta, sobre la calle Sarmiento. Ocupaba la gerencia el señor Rafael Nosenzo, siendo contador el señor Radamés>121>Rudecindo Bernasconi.

El día 8 de junio de 1951, con la organización de relevantes festejos, se inauguró el edificio actual que está ubicado en la intersección de las calles Italia y San Martín, frente a la plaza General Manuel Belgrano. Su construcción estuvo a cargo de la empresa Di Lena Hnos..

Arriba

Sindicato Obrero de Oficios Varios (1931)

El 10 de junio de 1931 nace a la vida institucional de Alcorta el Sindicato Obrero de Oficios Varios, entidad gremial que estableció su sede en la esquina de las calles España y Sáenz Peña. Su primer secretario general fue el señor Isidro Santaroni. En sus orígenes esta institución llevaba el nombre de Sindicato Unido de Obreros y Rurales. >128>

El local del sindicato fue trasladado al Boulevard 9 de julio 722, su ubicación actual, en el año 1943.

Desde el 1º de abril de 1947, el Sindicato Obrero de Oficios Varios de Alcorta está adherido a la Confederación General del Trabajo de la República Argentina (CGT).

Arriba

Transportadores Unidos Alcorta (1933)

El 26 de agosto de 1933 se crea en Alcorta el Sindicato de Conductores, integrado por propietarios de carros utilizados fundamentalmente para el transporte de cereales. Su primer presidente fue el señor Luis Catalá.

Se carece en la actualidad de la documentación correspondiente a los primeros años de vida de esta entidad. Las actas institucionales comienzan a redactarse el 28 de febrero de 1937, fecha que el señor Domingo Acciardi —en su carácter de interventor del sindicato— había establecido para la realización de una asamblea social en la que se eligió una nueva comisión directiva que quedó integrada por los señores Juan A. Krausse, presidente; Julio Tuffo, vicepresidente; Luis Catalá, tesorero; Gaudencio Martelli, secretario de actas; Domingo Marchioni, Marino Angelozzi, Jesús Díaz, Luis Spallier, Modesto Caldo, José M. Cepeda y Lucas Francovich, vocales; Francisco Visent y Fermín Fidiquero, revisores de cuentas. En esta asamblea se admite también el ingreso de propietarios de camiones al sindicato.

A partir de 1946, el Sindicato de Conductores cambia su denominación y pasa a llamarse Centro de Carros y Camiones. El 17 de noviembre de 1947 la entidad se integra a la Federación Argentina del Transporte Automotor (F. A. T. A.). El 16 de junio de 1955 toma el nombre de Sociedad de Transportistas Rurales de Alcorta, renuncia a la delegación de F. A. T. A. y se adhiere a la Federación Rural Argentina de Transportes.

En la actualidad, la institución se denomina Transportadores Unidos y es filial de Transportadores Rurales Argentinos (T. R. A.).

Arriba

Escuela de Educación Técnica Nº 275 "Almirante Guillermo Brown" (1936)

En el año 1925 se inició en nuestra provincia la apertura de las llamadas escuelas de Artes y Oficios para Varones. La hoy denominada Escuela de Educación Técnica Nº 275 "Almirante Guillermo Brown" de Alcorta fue creada el 1º de julio de 1936, durante la intervención federal en la provincia del doctor Carlos A. Bruchmann.

El gestor de esta escuela fue el doctor José J. Brambilla, senador por el departamento Constitución entre 1932 y 1935, quien presento el proyecto de creación de una Escuela de Mecánica Industrial en nuestro pueblo, proyecto sumamente amplio que en un principio se limitó a 4 especialidades: Tornería y Fundición, Herrería, Carpintería y Ajuste de Máquinas >143> y Motores.

El primer director fue el señor José F. Pérez, designado por la superioridad para preparar los planes y programas del nuevo tipo de escuelas, los que fueron aceptados y puestos en vigencia. En 1937 se nombra al personal y las clases se dieron por iniciadas el 14 de marzo de 1938, año en el que el establecimiento ingresa al presupuesto provincial con el nombre de Escuela de Oficios para Varones. También en 1938, en el mes de mayo, se crea la asociación cooperadora del establecimiento, siendo su primer presidente el señor Pedro Caffa.

La escuela se estableció en un amplio local ubicado sobre el Boulevard 25 de mayo, entre Moreno y Sáenz Peña (vereda Sur). La primera promoción de alumnos egresó en el año 1941. En 1980 se concreta el traslado del establecimiento al local ubicado en San Martín y San Lorenzo, en el que había estado funcionando la Escuela Fiscal N° 180 "Domingo Faustino Sarmiento". A partir del 9 de setiembre de 1982, el Ministerio de Educación y Cultura de la provincia de Santa Fe le impuso el nombre de Escuela de Educación Técnica Nº 275 "Almirante Guillermo Brown".

Arriba

Cooperativa Agropecuaria de Alcorta Limitada (1939)

El 16 de julio de 1939 nace en Pearson, provincia de Buenos Aires, la denominada Cooperativa Agrícola de esa localidad, entidad ésta que era presidida por el señor Antonio Torregrosa y que en 1944 abrirá una sucursal en Alcorta.

La actividad de la institución tuvo un crecimiento más acelerado en el distrito alcortense que en el de la casa central, lo que motivó que en una asamblea social realizada el 10 de noviembre de 1948 se aprobara una nueva denominación y un nuevo domicilio: Cooperativa Agropecuaria de Alcorta Limitada.

Desde los comienzos mismos de la actividad de ésta cooperativa fue evidente el apoyo de los productores de la zona, a tal punto que en el primer ejercicio social el acopio de granos alcanzaba a 4.888 toneladas y a 12.762 toneladas en el segundo. El 5 de noviembre de 1950 se incorporó la Cooperativa Federal Agrícola Ganadera de Juncal Limitada, la que paso a convertirse en sucursal de la Cooperativa Agropecuaria. En 1953 se efectuó la compra del edificio social propio y se desarrolló activa participación en la colonización de los campos conocidos como colonias "Othil" y "La Celia".

En 1962 se incorpora la Cooperativa de Tamberos Limitada "India Muerta". En 1966 se implementa un sistema de autoservicio y el 15 de setiembre de 1987 se incorpora la Cooperativa de Provisión de Servicios y Obras Zona Rural Limitada (electrificación rural) .

Arriba

Club "Los Leones Norte" (1942)

Un grupo de 58 productores agropecuarios de las colonias "Santa Catalina" y "La Vanguardia", reunidos en la chacra del señor Juan Zaccari, el 10 de octubre de 1942 constituyen la entidad denominada Club Atlético Newell's Old Boys con la finalidad de cooperar con la labor desarrollada en esa zona rural de Alcorta por la Escuela Fiscal Nº 637, cuyo director por ese entonces era el señor Mario Augusto Sauret.

La Ley Nacional Nº 12.636 dispuso la expropiación de campos de las colonias "Santa Catalina" y "La Vanguardia", expropiación que se llevo a cabo en los años 1945 y 1946. La nueva colonia así formada paso a llamarse "Los Leones Norte" y, con el correr del tiempo, el Club Atlético Newell's Old Boys paso a ser conocido como Club "Los Leones Norte".

Una gestión iniciada el 2 de setiembre de 1948 ante las autoridades del Banco de la Nación Argentina, entidad administradora de la citada expropiación, permitió que a este club se le facilitara el uso de un galpón vecino al edificio de la Escuela Nº 637 para establecer allí su sede social.

El 10 de marzo de 1986 el establecimiento escolar fue cerrado por resolución ministerial, lo que provoco que las autoridades del club comenzaran a trabajar en el traslado de sus instalaciones desde la zona rural a su nuevo local del Acceso Alvear de nuestro pueblo, hecho este que se concrete definitivamente el día 18 de setiembre de 1988, oportunidad en la que se procedió a inaugurar la nueva sede social en la cual a uno de sus salones se le impuso el nombre de "Don Mario" en homenaje al maestro Mario Augusto Sauret.

Arriba

Tiro Federal Argentino (1943)

El 10 de marzo de 1940 se fundó en Alcorta el denominado "Club de Tiradores" que inició gestiones ante la Dirección General de Tiro y Gimnasia de la Nación en pro de la instalación de un polígono de tiro y campo para gimnasia y deportes. Se disolvió luego esta institución y pocos años después, retomando la iniciativa, un grupo de vecinos convoco a una asamblea popular que se llevó a cabo en el Cine "Social Theatre" el día 30 de mayo de 1943. >150>

En esa oportunidad se resolvió fundar el Tiro Federal Argentino de Alcorta, designándose una comisión organizadora para que concretara las tramitaciones tendientes a lograr su constitución definitiva. Esa comisión organizadora estaba integrada por los señores Aníbal R. Dei Cas, presidente; A. Víctor Silva, vicepresidente; José M. Ortega, secretario; AdrioMenegozzi, prosecretario; Lauro Luciani, tesorero; Cecilio Gimenez, protesorero; José F. Pérez, Santiago Canterle, Luis D'Antonio, Luis Sánchez y Celestino García, vocales.

El 29 de agosto de 1943 se realizó la asamblea que aprobó los estatutos preparados por la comisión organizadora y se eligió la comisión directiva definitiva que también era presidida por el señor Aníbal R. Dei Cas.

La primera realización de esta institución fue la construcción de una cancha de tenis, situada en la estación YPF e inaugurada el domingo 19 de diciembre de 1943 con una exhibición de jugadores de Rosario y con partidos entre aficionados locales, de Bigand y Máximo Paz.

Arriba

Alcorta Bochas Club (1944)

A los efectos de constituir una entidad dedicada a la práctica del deporte de las bochas, el 18 de marzo de 1944 se reunió en Alcorta un grupo de vecinos que en la oportunidad decidió integrar la comisión directiva de la nueva institución de la siguiente manera: Ricardo Ranzuglia, presidente; Humberto Sbrola, vicepresidente; Ildefonso Ramos, secretario; Otelo Ventura, prosecretario; Saturnino Ibarrola, tesorero; Ángel Lubertti, protesorero; Fermín Bergamasco, Humberto Lubertti, Manuel Bellotti, Domingo Paultroni y Juan Debasto, vocales; Amadeo Quartucci, Serafín Sebastianelli y Delfín Albarito (hijo), suplentes.

Para la naciente entidad se propusieron 3 nombres: "Chanta Cuatro", "Florida Bochas Club" y "Alcorta Bochas Club", siendo esta última la denominación adoptada por unanimidad de los presentes y que había sido propuesta por el socio fundador Oteloa Ventura.

El 30 de marzo de 1948 el Alcorta Bochas Club logra del gobierno provincial la aprobación de sus estatutos y su reconocimiento en el carácter de persona jurídica.

Arriba

Centro Comercial e Industrial (1946)

El ya existente Centro Unión de Almaceneros de Alcorta convocó a todos los comerciantes e industriales de la localidad a una reunión que se realizó en el Cine "Social Theatre" el día 17 de marzo de 1946 para constituir una nueva sociedad gremial que amparara no solamente a los almaceneros, sino a todas las ramas del comercio y la industria locales.

La idea fue unánimemente aceptada por los presentes y se resolvió allí la fundación del Centro Comercial e Industrial de Alcorta, disponiéndose que se integrara una comisión organizadora que redactase los estatutos sociales e hiciese una conscripción de socios.

Esa comisión estaba integrada por los señores Argimiro Morán, presidente; Ángel R. Di Fonzo, secretario; Antonio Marrone, Antonio Pendino, Víctor Lioni, Antonio Borrás Alas, Alejandro Prece, Pedro Aiello, Miguel Lacosta, Pascual Rébora y AgopDergazarián, vocales.

Reunidos nuevamente los socios del centro, el 6 de junio de 1946 dan aprobación a los estatutos sociales. El 10 de julio de 1953 la institución es reconocida como persona jurídica por el gobierno provincial.

Arriba

Cooperativa Productores Agrarios Limitada (1948)

El 25 de marzo de 1948, reunidos en el local de la Sección Alcorta de la Federación Agraria Argentina, un grupo de 34 agricultores de nuestro pueblo constituyen la Cooperativa Productores Agrarios Limitada de Alcorta.

El primer Consejo de Administración de esta institución estaba integrado de la siguiente manera: Alfredo Fina Marchini, presidente; Arnaldo Ortolani, vicepresidente; Mariano Palaversich, secretario; Fernando Morales (h), prosecretario; Carlos José Pruzzo, tesorero; Dante Zucca, protesorero; Cesar Ciccarelli y Pedro Méndez, vocales titulares; Francisco Di Pietro, Antonio Milevcic, Pablo Cardinale y AdelmoFrancisconi, vocales suplentes; Esteban Juran, síndico titular; Silvestre Bojanich, sindico suplente (95).

La cooperativa estableció su primer local social en la calle San Martín, entre España e Italia. En el año 1953 se realizó la compra del edificio donde funciona actualmente (Boulevard 25 de mayo y Moreno).

El crecimiento institucional de la Cooperativa Productores Agrarios Limitada permitió que en el año 1972 se adquiriera la primera planta de silos con capacidad para 1000 toneladas, ampliándose a 5.000 toneladas en 1975.

En el año 1983, en forma conjunta con la Cooperativa Agropecuaria de Alcorta Limitada, se efectuó la compra de las instalaciones de la Junta Nacional de Granos en nuestro pueblo con una capacidad estimada en 32.000 toneladas.

Arriba

Escuela Normal Nacional Superior (1950)

La directora de la Escuela Fiscal Nº 180, señora Dora Bonfiglio de Aiello, convoca en marzo de 1949 a una reunión de padres de 5º y 6º grado, a fin de considerar la posibilidad de crear en Alcorta un establecimiento educacional de nivel secundario.

La idea recibe el decidido apoyo de los asistentes y también de las instituciones y autoridades locales, formándose una Comisión Pro Escuela Secundaria, comenzando allí una esforzada tarea en procura del noble objetivo propuesto.

Esta Comisión Pro Escuela, con el aval personal de sus integrantes, contrajo compromisos de alquiler del edificio destinado al local escolar y también con el comercio donde se habían adquirido muebles y útiles necesarios para el funcionamiento del colegio. La presidenta de esta comisión era la ya mencionada señora de Aiello, a quien acompañaron en esta difícil gestión las siguientes personas: doctor Argentino Santa Cruz, destacado médico local; Marcelino J. Alvigini, docente y presidente de la Comisión de Fomento; Julio Bouvier, presidente de la Asociación Cooperadora de la Escuela Fábrica de Mecánica Agrícola; Cándido del Agua, director de la Escuela Fiscal Nº 181; Delia A. de Siri, presidenta de las asociaciones cooperadoras de las esculcas 180 y 181; José M. Ortega, juez de paz; Raúl B. Pereira, comisario de Policía, y José A. Bottaro, jefe de Correos y Telecomunicaciones.

La Comuna de Alcorta brindó su valioso apoyo colaborando con los gastos de alquiler del local y con las primeras gestiones tendientes a obtener la oficialización del establecimiento a nivel nacional. En reunión de la Comisión de Fomento de fecha 15 de marzo de 1950, se decide donar libros para el primer año de estudios y otorgar una subvención mensual de 100 pesos.

Los esfuerzos de la comunidad se verán cristalizados el 20 de marzo de 1950 al iniciarse el dictado de clases en el edificio ubicado en la calle Rivadavia 142. La escuela recibió la denominación de "Institute General José de San Martín" y funcionaba como bachillerato particular, adscrito a partir del 11 de octubre de 1950 al Colegio Nacional Nº 1 de Rosario. Su primer rector fue el señor Marcelino J. Alvigini.

A partir del 8 de setiembre de 1950, la Comisión Pro Escuela se convertirá en Asociación Patronal al incorporarse a su seno los representantes de los padres de los alumnos que cursaban el primer año. La primera presidenta de esa patronal o cooperadora también fue la señora Dora Bonfiglio de Aiello. Bajo su presidencia, los cooperadores iniciaron una magnífica tarea tendiente a procurar todo lo necesario para el funcionamiento del Instituto General José de San Martín, destacándose también en estos años iniciales la colaboración del primer cuerpo de profesores que ejercía sus funciones docentes sin recibir retribución pecuniaria alguna.

La escuela empezaba a partir de allí su marcha ascendente, concretando fundamentales pasos para su crecimiento y jerarquización, destacándose entre ellos la primera promoción de bachilleres en diciembre de 1954, integrada por 19 jóvenes de Alcorta, y la oficialización del establecimiento lograda el 1º de octubre de 1959, siendo director el doctor Artemio R. Ferreyra, produciéndose allí el cambio de denominación del Institute General José de San Martín que pasó a llamarse Escuela Nacional Normal, debido a que en marzo de ese mismo año al Bachillerato ya existente se había agregado al Ciclo del Magisterio con su Departamento de Aplicación.

A partir de 1963 se incorpora el Ciclo Comercial y en abril de 1975, cuando ya ejercía la dirección el doctor Pedro A. R. Valtier, el Profesorado para la Enseñanza Primaria, pasando a denominarse Escuela Nacional Normal Superior.

En marzo de 1984, el establecimiento deja su edificio de la calle Rivadavia para trasladarse al moderno local ubicado sobre la actual calle AlbericoAngelozzi (ex Río Bamba), entre Rivadavia y Belgrano. Cabe destacar que la piedra fundamental para la construcción de este nuevo edificio había sido colocada en junio de 1974 y en terrenos generosamente donados por el señor AlbericoAngelozzi.

En la actualidad, este establecimiento lleva la denominación de Escuela Normal Nacional Superior.

Arriba

Instituto Privado "San Francisco" (1951)

Las intensas tramitaciones realizadas por el presbítero José Vivas Bustos, cura párroco de Alcorta, para lograr la creación de un colegio religioso en nuestro pueblo se vieron compensadas el 15 de febrero de 1951, fecha de iniciación de la labor educativa del Instituto Privado San Francisco.

La señora María Gregoria Lorea de Luque había donado para tal fin el edificio ubicado en la calle Belgrano 346 que constaba entonces de 4 habitaciones, patio y un amplio terreno. La Congregación de las Hermanas Franciscanas de Calais se hizo cargo de la dirección y administración de la escuela.

Las actividades desarrolladas inicialmente fueron clases de Manualidades, Música e idioma Francés. El Jardín de Infantes fue inaugurado en julio de 1951 y la Comisión de Fomento brindó su respaldo colaborando en diversos arreglos realizados en el edificio y con la construcción de un mástil para la bandera. El Ciclo Primario fue creado en 1952 y la hermana Benigna de Jesús fue la primera directora.

Las damas integrantes de la primera Asociación Cooperadora fueron Gregoria Lorea de Luque, presidenta honoraria; Ángela Maggi de Cucco, presidenta; Nicolasa de Ayerbe, vicepresidenta; Catalina Villalón >169> de Lastra, secretaria; Maria M. de Cucco, prosecretaria; Teresa de Soler, tesorera; Matilde de Bottaro, protesorera; Rosa de Maffei, EliadeZuliani, María de Izquierdo, Asunción S. de Maffei y Luisa de Marzo, vocales titulares; Amelia C. de García, Zulema M. de Bevilacqua, Juanita de Moreno y Rosar Müller, vocales suplentes.

Las hermanas Franciscanas de Calais dejaron el establecimiento en 1966, haciéndose cargo el 13 de febrero de ese año las hermanas Franciscanas de Gantes, bajo la dirección de la hermana Mónica Saks. La radicación de esta congregación en Alcorta fue fruto de las gestiones realizadas por el presbítero Domingo A. Savini, cura párroco de la localidad.

El crecimiento permanente de este establecimiento educacional permitió que el 13 de marzo de 1967 se iniciara el dictado de clases en el Ciclo Secundario con la modalidad Bachiller, siendo su primera rectora la hermana Paulina Fontana.

Arriba

Club Unidos de Bochas Chanta (1968)

A partir del año 1953, un grupo de vecinos de Alcorta venía practicando el deporte de las bochas en canchas instaladas sucesivamente en distintos lugares, pero el 9 de febrero de 1968 deciden adquirir un terreno con la intención de destinarlo al emplazamiento definitivo de una sede social.

Y es así que el 27 de octubre de 1968 se realiza la asamblea constitutiva de una nueva institución a la que se resuelve dar el nombre de Club Unidos de Bochas Chanta.

La primera comisión directiva de esta entidad quedó integrada de la siguiente manera: Marino Pellegrini, presidente; Orlando Alessandrini, vicepresidente; Alberto Palacios, secretario; OlivioOlivieri, prosecretario; Eduardo Corpacci, secretario de actas; José Paultroni, tesorero; Tomás Ugarte, protesorero; Aquilino Pruzzo, Hugo Rodríguez, Adrián Oronado y Romualdo Zarate, vocales; Luis Frattini y Ángel Sebastiani, revisores de cuentas.

Arriba

Sucursal Alcorta del Banco Provincial de Santa Fe (1971)

El 14 de marzo de 1971 se desarrolló en nuestro pueblo el acto inaugural de la Sucursal Alcorta del Banco Provincial de Santa Fe. En la oportunidad se contó con la asistencia del doctor Carlos Maria Benítez, ministro de Hacienda y Economía provincial, y del doctor Roque V. Sanguinetti, presidente del directorio de la Casa Rosario del Banco Provincial de Santa Fe.

Para la obtención de este importante logro comunitario, el presidente comunal AlbericoAngelozzi fue quien inició las gestiones ante las autoridades provinciales y además se contó con la valiosa colaboración de la denominada Comisión Pro Banco que estaba integrada por los siguientes vecinos: escribano Ángel M. Siri, presidente; AlbericoAngelozzi, vicepresidente; doctor Amilcar Tiberio, secretario; Antonio Puga, prosecretario; Vicente F. Bonis, tesorero; Vicente G. Jakás, protesorero; J. Vicente Cucco, Ubaldo Erramuspe, presbítero Domingo A. Savini, Bartolomé A. Splívalo, Vicente Angelozzi, doctor Antonio S. Milicich, doctor José L. Salvatori, doctor Miguel D. Carrara, Francisco Llobell, Eduardo Caporelli, Antonio Borrás, Saturnino Ibarrola, Alejandro Alvigini, Canelo Mora, Juan Oriolo, Rogelio Oriolo, Norberto C. Rondina, Roberto J. Marrone, Esteban Méndez, Vicente M. Lastra y escribano Ángel M: Siri (h), vocales.

La sucursal fue instalada en la intersección de las calles Sarmiento y Boulevard 25 de mayo. Su primer gerente fue el señor Plácido Domingo Smacchia.

Arriba

Rotary Club de Alcorta (1972)

El 22 de marzo do 1972, el Rotary Internacional aprueba el acta constitutiva del Rotary Club de Alcorta, institución radicada en nuestro pueblo con el padrinazgo del Rotary Club de Elortondo. En los trámites previos a la fundación cumplió activas gestiones el señor Isidro Robirosa en su carácter de representante del gobernador del Distrito 488 de la entidad rotaria, distrito éste al cual Alcorta pertenece.

El 3 de junio de 1972, en un acto desarrollado en la sede del Club Atlético Alcorta Blanco y Negro, se realiza la ceremonia oficial de recepción de la correspondiente Carta Constitutiva que fue entregada por el señor Alonso Piovano, gobernador del Distrito 488.

La primera comisión directiva del Rotary Club de Alcorta estaba integrada de esta manera: Plácido Segundo Smacchia, presidente; Oscar Segatore, vicepresidente, contador Antonio Ramón Oldani, secretario; Raúl Paultroni, tesorero; doctor José Luis Salvatori, Vicente Angelozzi, doctor Vicente Martelli y doctor Ricardo Raúl Cardinale, vocales; y Juan Pagani, macero.

La entidad estableció su sede en Boulevard 25 de Mayo 667 y entre sus realizaciones de servicio comunitario se destaca la creación de un Banco de Elementos Ortopédicos, mediante el cual el Rotary facilita gratuitamente a todo aquel que lo necesite elementos tales como camas ortopédicas y sillas de ruedas.

Arriba

Centro de Jubilados y Pensionados Nacionales (1973)

El 14 de enero de 1973, en una asamblea desarrollada en el Alcorta Bochas Club, se resuelve constituir el Centro de Jubilados y Pensionados Nacionales de Alcorta.

En esa oportunidad es designada la primera comisión directiva de la flamante entidad, la que quedó integrada de la siguiente manera: Víctor E. Van Megroot, presidente; Justo Corrente, vicepresidente; Alberto L. Auné, secretario; NelloMorlacco, prosecretario; Salvador Cardinale, tesorero; Celeste V. Tamagno, protesorero; JorginaPalavecino viuda de Diaz, Luis E. Spallier y Francisco Bottazzi, vocales.

Este centro fijo su primer domicilio en la calle San Martín 223, trasladándose luego a la calle Independencia 610. Las primeras gestiones realizadas estuvieron dirigidas a lograr la afiliación a la Federación Provincial de Jubilados y Pensionados Nacionales y, además, la implementación de los servicios sociales correspondientes. El 5 de febrero de 1972 se obtiene su reconocimiento oficial como persona jurídica. En febrero de 1981, siendo presidente del Centro el señor Antonio Borras, se adquieren la casa y el terreno ubicados en la Avenida Rivadavia 216. En ese lugar se realizaron importantes reformas edilicias para la instalación definitiva del local social propio.

Debido a las activas gestiones del Centro de Jubilados y Pensionados, el 2 de diciembre de 1985 se concreta la habilitación en nuestra localidad de la Corresponsalía Alcorta del Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados. Esta corresponsalía fue instalada en la planta alta del edifico de Avenida Rivadavia 216 y la señorita Silvana Pacenti fue designada como encargada de la misma.

Arriba

Iglesia Evangélica "Maranata" (1973)

Como consecuencia de los vínculos existentes entre vecinos de Alcorta y la Iglesia Evangélica de Empalme Villa Constitución, miembros de esta comunidad religiosa se instalaron en nuestro pueblo para realizar unas jornadas de predicación el día 13 de junio de 1973 (en el salón del señor Humberto Angelozzi), fecha esta en la que iniciaron sus tareas de evangelización en la comunidad alcortense.

Pasaron luego a radicarse en un local alquilado al señor José Borello. Continúan su labor y concretan posteriormente la construcción del templo de la Iglesia Evangélica "Maranata" en terrenos propios ubicados sobre la calle Independencia, entre Laprida y Pellegrini.

Arriba

Asociación Médica del Departamento Constitución (1975)

En agosto de 1973, reunidos en Alcorta, los médicos del departamento Constitución comienzan a organizar las bases de una entidad gremial en defensa de los derechos laborales y profesionales de sus integrantes.

Luego de diversas gestiones, el 7 de febrero de 1975 se constituye oficialmente la Asociación Medica del departamento Constitución en el transcurso de una asamblea en la que se da aprobación a los estatutos sociales y se designa a las primeras autoridades de la Mesa Ejecutiva, organismo interno que estaba integrado de la siguiente manera: doctor Víctor Daniel Marrone, secretario general; doctor Rodolfo Santa Coloma, secretario de actas; doctor Osvaldo Juan Fina, secretario de Hacienda; doctor Nicolás Pedro Abdala, secretario de Relaciones Gremiales; doctor Enrique Padula y doctora Noemí Rozados de Duche, vocales.

La nueva entidad fija su primera sede en la calle San Martín 562 de Alcorta. El 7 de noviembre de 1975 obtiene su personería jurídica. El 21 >213> de agosto de 1981 es adquirida la casa para el edificio social propio que fue oficialmente inaugurado el 6 de noviembre de 1981 y que está ubicado en la calle España 827 de nuestra localidad.

Arriba

Asociación Bomberos Voluntarios de Alcorta (1976)

En febrero de 1975, miembros del Rotary Club de Alcorta se reúnen con la Comisión de Fomento presidida por el doctor Mariano R. Chirife con la finalidad de interesar a las autoridades comunales en la creación de un cuerpo de bomberos voluntarios, recibiendo el apoyo total a la iniciativa. El día 26 del mismo mes y año, en el local comunal se realiza una reunión general de vecinos de la que surgió una comisión provisoria presidida por el señor Antonio Borras Alas, con el objeto de realizar las tramitaciones tendientes a constituir la nueva entidad.

La comuna y la comisión provisoria convocaron entonces al pueblo a una asamblea general con el fin de crear en forma estable la Asociación Bomberos Voluntarios de Alcorta. Esa asamblea se realizó el 30 de enero de 1976, oportunidad en la que se constituye definitivamente la nueva institución de servicio. Su primera comisión directiva estaba integrada de la siguiente manera: Vicente M. Lastra, presidenta; Juan G. Raponi, vicepresidente; Nelson Rótolo, secretario; Eusebio Tiberio, prosecretario; Ángel Rebottaro, tesorero; Domingo de Franco, protesorero; José Biondo, Sexto Luciani, Marcelino Tamagno, Ángel Pastocchi y Oscar Oriolo, vocales titulares; Carlos O. Ventura, Daniel Granato y Enzo Soldi, vocales suplentes; Antonio Pandolfi, Oscar Segatore y Eduardo Caporelli, revisores de cuentas. La flamante comisión directiva, con el aval de la asamblea, resolvió nombrar presidente honorario al señor Antonio Borras Alas.

Al iniciar sus actividades, la Asociación de Bomberos Voluntarios de Alcorta cumplía servicios no solo en nuestra localidad sino que abarcaba también a los siguientes distritos: Máximo Paz, Santa Teresa, Peyrano, Carreras, Juncal y Bigand. Las primeras reuniones de la comisión directiva se realizaban en el local de la Comuna de Alcorta y luego la Asociación se estableció en el edificio ubicado en la calle San Lorenzo, entre Avenida Moreno y Roque Sáenz Pena, sobre un terreno provincial cedido por 99 años. Las instalaciones del cuartel propio fueron inauguradas el 8 de marzo de 1986, siendo presidente de la Asociación el señor Benjamín P. Breciani.

Arriba

Cooperativa de Provisión de Agua Potable y otros Servicios de Alcorta Limitada (1978)

A raíz de las gestiones cumplidas por el suboficial principal de Marina R. E. Natalio Alberto Bruzzo, presidente comunal de Alcorta, en el mes de marzo de 1978 la Dirección Provincial de Hidráulica firmó con >221> la Compañía Estudios de Agua S.R.L. un contrato para la realización de perforaciones tendientes a localizar napas de agua potable en nuestro pueblo.

El 26 de junio del mismo año, en el local del cine-teatro del Club Atlético Alcorta Blanco y Negro, se desarrolló una conferencia a la que se invitó a todo el vecindario. En la oportunidad, la señora Virginia Grigolato de González Cassola, jefa del Departamento Promoción del Servicio Provincial de Agua Rural (SPAR), y la educadora sanitaria señora Nelly Grigolato de Peloso, informaron sobre el plan de instalación del agua corriente. Por otra parte, el 3 de julio comenzaron con las tareas de perforación para localización de napas aptas.

El 25 de octubre de 1978 la Comuna de Alcorta integró una comisión provisoria de vecinos con el objetivo de crear la futura cooperativa. Esta comisión provisoria estaba conformada de la siguiente manera: José J. Chagalj, presidente; suboficial principal de Marina R. E. Natalio Alberto Bruzzo, vicepresidente; Antonio Valentín Marrone, secretario; Juan G. Raponi, tesorero; Sabino Ortolani, Oscar Ortolani, Daniel A. Fina, Rubén Bratanich, Alfredo Néstor Cucco, Juan Pagani, ingeniero Alberto Fina, doctor Juan José Mansilla, Juan Zancocchia y Bernardo Alberto Dalmasso, vocales; José Félix Pérez, síndico. Los miembros de esta comisión, con el apoyo comunal, iniciaron una intensa campaña de difusión, invitando a todos los vecinos a concurrir a la asamblea constitutiva de la entidad. La reunión se realizó el 20 de noviembre de 1978 en el nuevo local comunal en construcción, naciendo allí la Cooperativa de Agua Potable de Alcorta Limitada, conocida por la sigla C.A.P.A.L.

Los iniciadoras ofrecieron un informe de lo realizado, contándose con la presencia de numerosos vecinos que aprobaron por unanimidad el estatuto social, precediéndose luego a la elección del primer Consejo de Administración, resultando designados los señores doctor Vicente Martelli, presidente; José Chagalj, vicepresidente; Antonio Valentín Marrone, secretario; Vicente F. Bonis, tesorero; Juan G. Raponi e ingeniero Alberto Fina, vocales titulares; Antonio Roca, Eusebio Tiberio, doctor Juan José Mansilla y Norberto C. Rondina, vocales suplentes; José F. Pérez, sindico titular, y escribano Ángel M. Siri, síndico suplente. El presidente comunal, señor Natalio A. Bruzzo; el secretario administrativo comunal, señor Daniel A. Fina; y el contador Oscar Chagalj, fueron nombrados asesores.

El convenio para la iniciación de obras fue firmado el 1º de diciembre de 1980 entre C.A.P.A.L., el ministerio de Obras Públicas provincial y el >222> SPAR. El 4 de junio del mismo año el citado ministerio produjo la Resolución Nº 558 que aprobó la documentación técnica presentada por la cooperativa y que fuera elaborada por la Compañía Estudio Técnico de Ingeniería SC. (ESTEC), convocando a licitación pública internacional para contratar oficialmente la obra. La apertura de la licitación se efectuó el 22 de agosto de 1980 en Santa Fe, adjudicándose la obra a la Compañía Constructora Mario Rimini. En noviembre de 1982, el señor Daniel Alfredo Fina renuncia a su cargo de secretario Administrativo comunal y se hace cargo de la Gerencia de C.A.P.A.L.

El 22 de diciembre de 1982, el gobierno provincial habilitó oficialmente el servicio de provisión de agua potable a la localidad de Alcorta, concretándose así una obra que resultaba de impostergable realización en aras de la salud comunitaria.

Arriba

Cáritas Parroquial de Alcorta (1980)

Un grupo de damas de la Parroquia de Alcorta deseaba organizarse para colaborar con los vecinos más necesitados de la localidad, cuando a fines de 1979 llega a nuestro pueblo la hermana María Soledad, religiosa perteneciente a la Congregación de las hermanas Franciscanas de Gantes, quien de inmediato se puso en contacto con ellas para la iniciación de destacadas tareas de ayuda social. La señora Nelly de Bonvecchi facilitó >223> un pequeño local para efectuar allí la distribución de ropas y víveres que se iban obteniendo como donación.

El 28 de marzo de 1980, presidida por el cura párroco Domingo A. Savini, se realizó una reunión en la casa parroquial en la que el sacerdote hizo conocer los objetivos perseguidos por Cáritas y se considero la posibilidad y conveniencia de su funcionamiento a nivel local.

En una segunda reunión, celebrada el 15 de abril de 1980 quedó definitivamente constituida Cáritas Parroquial Alcorta con la correspondiente autorización del obispo de la diócesis de Venado Tuerto, monseñor doctor Mario Picchi, quien en la oportunidad fue representado por su secretario canciller, presbítero Alfredo Giraldi. Se aprobaron los estatutos de la entidad y se decidió la conformación de su primera comisión directiva que quedó así integrada: presbítero Domingo Savini, director; Leticia Elena Álvarez de Ranzuglia, secretaria; Marta Beatriz Covacevich de Oriolo, tesorera; Elvira Alessi de Brun, Adelaida María Brandoni de Marrone y Eduardo Miguel Torres, vocales.

Se desarrolla a partir de allí una intensa labor de caridad y asistencia social destinada a ayudar al desprotegido y al desamparado, contándose con el decidido apoyo de autoridades locales, instituciones y de vecinos en general. La entidad debió cambiar entonces de local y lo hizo a una vivienda facilitada por la familia Chagalj - Morales, a la vez que recibió de parte del señor Pedro Juan Angelozzi y de su esposa, señora DelmiraPruzzo de Angelozzi, la donación de un amplio terreno ubicado sobre la calle Pavón, entre Laprida y Pellegrini, frente a la Plaza San Martín, con destino a la construcción del edificio de Cáritas Parroquial de Alcorta.

El 24 de agosto de 1983 se coloca la piedra fundamental de la sede propia de Cáritas, la que merced al generoso respaldo de la comunidad toda fue oficialmente inaugurada el 5 de agosto de 1984.

Arriba

Hogar de ancianos "Madre Teresa" (1980)

El 28 de julio de 1980, en la casa parroquial de Alcorta, un grupo de jóvenes se reúne con el fin de intercambiar ideas acerca de la iniciación de actividades para la construcción de un asilo de ancianos en nuestra localidad. Queda constituida en esa fecha la Comisión Pro Hogar de Ancianos de Alcorta, integrada de esta manera: Osvaldo H. Brunelli, presidente; Aldo Cardinale, vicepresidente; Luis A. Villa, tesorero; Daniel Faccio, protesorero; Vicente R. Angelozzi, secretario; Carlos Rondina, prosecretario; Pablo Cardinale, Mabel Neder, Edgardo Neder, Silvia >224> Fortunato y Gabriel Fina, vocales titulares; María I. Cantarini, Mónica García, Andrés Segatore, Mirta García, Adriana Caporelli, Lucrecia García, Héctor Belletti y Mirta Cianchetta, vocales suplentes; Inés García y Darío Giustozzi, revisores de cuentas; presbítero Domingo A. Savini, asesor.

Bajo el lema "Alcorta puede", estos jóvenes iniciaron una esforzada tarea que fue decididamente acompañada con el respaldo de la comunidad toda. Con el apoyo del presidente comunal, suboficial principal de Marina R. E. Natalio Alberto Bruzzo, en marzo de 1981 logran la posesión de un amplio terreno en la intersección de las calles Dorrego e Independencia. Se trataba de un terreno de propiedad provincial que el gobierno santafesino transfirió a la Comuna de Alcorta y que esta destinó a la construcción del Hogar de Ancianos.

El ingeniero Hugo Ortolani, profesional que también se integró a la comisión, elaboró el proyecto del edificio previendo el alojamiento para 28 ancianos y con posibilidades de ampliación hasta un total de 100 personas. La obra se empezó a ejecutar con fondos que la comisión iba recolectando en espectáculos, cenas, donaciones y otras formas de colaboración recibidas mediante la generosidad de la población, instituciones y autoridades.

Y es así que el 5 de junio de 1987 se logra inaugurar el Hogar de Ancianos "Madre Teresa" de Alcorta, desarrollándose un programa de actos que contó con la presencia del doctor Guido Vernet, subsecretario provincial de Desarrollo Humano; de la señora Rosa Migone de Salik, directora provincial de Ancianidad; del doctor Patricio Donelly, delegado en la zona Sur de Ancianidad, y de la señora Ángela de Recalcati, jefe de Servicios Oficiales.

Cumplido acabadamente el objetivo propuesto y de acuerdo a lo dispuesto en una asamblea realizada el 1º de julio de 1987, la Comisión Pro Hogar de Ancianos pasó a ser la Asociación Cooperadora del Hogar de Ancianos "Madre Teresa".

Arriba

Centro Regional de Jubilados y Pensionados de la Provincia de Santa Fe (1981)

En 1976 los jubilados provinciales de Alcorta habían intentado constituir una entidad que los nucleara, destacándose en tal sentido las gestiones realizadas por el señor Raúl Pereira.

La iniciativa recién se concretó en forma definitiva el día 16 de agosto >225> de 1981 en el transcurso de una asamblea desarrollada en la sede social del Club Atlético Alcorta Blanco y Negro, oportunidad en la que se designa a las autoridades de la primera comisión directiva de la institución que estaba integrada de la siguiente manera: Francisco Luis Bonis, presidente; Rafael Saccani, vicepresidente; Suzell A. de Rondina, secretaria; María B. de Corrente, prosecretaria; José Di Fonzo, tesorero; Julio Di Paolo, protesorero; Estela de Mora, Fermín Agnello y Aldo Pacenti, vocales titulares; Ana P. de Correani, Sonia de Bottazzi y Abel Lorenzo Toledo, vocales suplentes; Clara Torres de Cabezón y Roberto Federico Tuffo, revisores de cuentas.

Este Centro fijó su sede en la calle Italia 653 y el 2 de febrero 1988 obtuvo su personería jurídica. En la actualidad cuenta con afiliados de Alcorta y de otros pueblos vecinos, en virtud de lo cual su influencia excede el marco local para pasar a ser de carácter regional.

Arriba

Escuela de Enseñanza Media para Adultos Nº 1230 (1984)

Antes de referirnos específicamente a la creación de la Escuela de Enseñanza Media para Adultos Nº 1230, debemos señalar que a mediados del año 1974 había comenzado a funcionar en Alcorta el denominado Centro de Bachillerato Libre de Adultos Nº 65. Se trataba de un establecimiento educacional encuadrado dentro de la Ley Provincial Nº 7.100, dictada durante la gobernación del doctor Carlos SylvestreBegnis. Surgió a la vida institucional de Alcorta merced a las gestiones realizadas ante las autoridades provinciales por los directivos de la Escuela Fiscal Nº 180 "Domingo Faustino Sarmiento" y por diversos sectores de nuestra comunidad.

Este Centro estaba radicado en la mencionada escuela fiscal y funcionó hasta fines de 1976, posibilitando el egreso de una numerosa promoción >246> de bachilleres. Su directora fue la señora SuzelAstegiano de Rondina.

Con respecto a la Escuela de Enseñanza Media para Adultos Nº 1230, su origen lo encontramos en tramitaciones realizadas por la Comisión Comunal presidida por el señor Vicente Raúl Angelozzi ante funcionarios del área educativa del gobierno provincial del contador José María Vernet. Como resultado de esas gestiones, en abril de 1984 visitó nuestra localidad el profesor José Domingo Albrizio, director provincial de Enseñanza Superior, Media y Técnica, anunciando en forma oficial la reapertura del bachillerato para adultos en Alcorta.

Las personas mayores de 18 años de edad interesadas en continuar sus estudios a nivel secundario debían inscribirse en el local comunal, anticipándose que las clases serían dictadas en el horario de 20 a 22.40.

De tal forma, en el local facilitado por la Escuela de Educación Técnica Nº 275 "Almirante Guillermo Brown", el día 7 de mayo de 1984 se realizó el acto oficial de iniciación de clases de la Escuela de Enseñanza Media para Adultos Nº 1230 de Alcorta, contándose en ese entonces con una población escolar de 55 alumnos de Alcorta, Máximo Paz y Carreras que encontraron en este establecimiento educacional la posibilidad de ampliar el horizonte futuro de sus vidas. La primera directora del establecimiento fue la señora Elba Juran de Francisconi.

Arriba

Asociación Vecinal Barrio "La Alegría" (1984)

En agosto de 1982, vecinos del Barrio "La Alegría" de Alcorta comenzaron a realizar reuniones con la idea de organizar los festejos de carnaval del año 1983 para recaudar fondos que serían entregados como donación a distintas entidades de bien público de la localidad. Reciben entonces el valioso apoyo de la Comuna de Alcorta, presidida por el suboficial principal de Marina R. E. Natalio Alberto Bruzzo, y también la colaboración de empresas, del comercio y del pueblo en general.

Se constituye inmediatamente la denominada Comisión Vecinal Barrio "La Alegría", cuyos primeros integrantes fueron los señores Feliciano Domingo Ruiz, presidente; Natalio Alberto Bruzzo, presidente honorario; Roberto Verdecchia, vicepresidente; Juan Cardinali, secretario; Oscar Giagnorio, prosecretario; Olindo Fina, tesorero; Antonio J. Sebastianelli, protesorero; Miguel A. Luciani, Juan Rossi, Carlos Viñes, Carlos Giagnorio, Lorenzo Valla, Eugenio Valla, Eduardo Rivero, Emilio Sábado, >247> Rene Scocco y Carlos A. Morelli, vocales titulares; Marcelo Hospital, Ubaldo Erramuspe, Fernando Giulietti, AmasioGirotti, Oscar Gimenez, Humberto Bellante, Matías Minguez, Luis A. Bellante, Miguel A. Bellante y Ángel Pastocchi, vocales suplentes.

Con gran suceso, el 5 de febrero de 1983 se celebra la jornada inaugural de los festejos identificados con el nombre de "Carnavalegría" que en su primera edición fueron realizados a beneficio de la Comisión Pro-Hogar de Ancianos y de la Asociación Bomberos Voluntarios. En años posteriores las entidades beneficiadas fueron el Comedor Escolar y la Asociación Cooperadora de la Escuela Fiscal Nº 181 "Doctor Nicolás Avellaneda", la Comisión Pro-Escuela Zonal Especial, la Asociación Cooperadora de la Escuela Normal Nacional Superior, la Asociación Cooperadora de la Escuela de Educación Técnica Nº 275 "Almirante Guillermo Brown", la Asociación Cooperadora Policial y el Servicio para la Atención Medica de la Comunidad (SAMCO).

El éxito alcanzado por Carnavalegría 83 y 84 hizo que las autoridades de la Comisión Vecinal Barrio "La Alegría" planificaran la organización de una nueva asociación civil con estatutos propios y la correspondiente personería jurídica. La tramitación oficial estuvo a cargo del doctor Nelson Brunstein y es así que el 19 de junio de 1984 se celebró la asamblea constitutiva de la Asociación Vecinal Barrio "La Alegría" con los propósitos de, entre otros, promover el bienestar general en el barrio y de organizar festivales para procurar fondos para la asociación y para ser distribuidos también en beneficio de entidades comunitarias sin fines de lucro y asentadas dentro de la localidad.

La primera comisión directiva de la nueva entidad quedo conformada de esta manera: Antonio J. Sebastianelli, presidente; Feliciano D. Ruiz, vicepresidente; Hugo E. Griecco, secretario; Carlos A. Morelli, prosecretario; Marcelo Hospital, tesorero; Olindo Fina, protesorero; Roberto Verdecchia, Oscar Giagnorio, Juan Rossi, ElvioBotti, Miguel A. Luciani y Lorenzo Valla, vocales titulares; William Giulietti, Matías Minguez, Carlos Viñes, Emilio Sábado, Carlos Giagnorio y Gerardo García, vocales suplentes; René Scocco, Víctor Martínez y Oscar Gimenez, titulares de la Junta Fiscalizadora; Luis A. Bellante, Ubaldo Erramuspe y Humberto Bellante, suplentes de la Junta Fiscalizadora.

En el mismo año 1984 la vecinal adquiere un local ubicado en Italia 1159 para comenzar a construir allí su sede social propia la que fue oficialrnente habilitada en el mes de agosto de 1990.

Arriba

Cooperativa de Provisión de Servicio y Consumo para Transportistas de Cargas de Alcorta Limitada (1985)

Como resultado del trabajo previo realizado por una comisión promotora de propaganda y promoción integrada por los señores Horacio Cadars, Roberto Faienza, Guillermo Giustozzi, Miguel Ángel Pruzzo, Miguel Ángel Di Nezza, Carlos Giovanangelo y Víctor Girotto, el 4 de mayo de 1985 se desarrollo la asamblea constitutiva de la Cooperativa de Transporte de Cargas por Automotor Limitada (COTRACAR).

Esta nueva entidad que fijo su domicilio en la esquina de Acceso Mitre y Boulevard 9 de Julio se creó con la finalidad principal de realizar oferta de fletes para el transporte de granos en general y demás cargas que por su cantidad o volumen guarden relación con los medios a transportar que se posean.

Su primer Consejo de Administración estaba conformado de la siguiente manera: Juan Florencio Covacevich, presidente; Juan Carlos Di Nezza, vicepresidente; Rogelio A. Morelli, secretario; Julio C. Covacevich, tesorero; Guillermo Giustozzi, Juan O. Splívalo y Carlos O. Giovanangelo, vocales titulares; Oscar A. Cadars, Abel R. Piseri, Horacio L. Cadars y Ernesto R. Fina, vocales suplentes; Roberto Faienza, síndico titular; y Alberto E. Ferreri, síndico suplente.

El 28 de noviembre de 1985, al aprobarse en asamblea una reforma en los estatutos sociales, la institución adopta el nombre de Cooperativa de Provisión de Servicios y Consumo para Transportistas de Cargas de Alcorta Limitada.

El 4 de marzo de 1987 se concreta la inscripción de la entidad en el Registro Nacional de Cooperativas.

Arriba

Filial Alcorta del Club Atlético River Plate (1986)

Para presidir los actos organizados por un grupo de simpatizantes para festejar la obtención del Campeonato Oficial de Fútbol 1985 -1986 de Primera División por parte del Club Atlético RiverPlate, el 2 de mayo de 1986 arribó a Alcorta el presidente de esa institución de la ciudad de Buenos Aires y también vicepresidente de la Asociación del Fútbol Argentino (A.F.A.), señor Hugo Santilli. >249>

Con motive de esta visita nace la idea de crear en nuestro pueblo una delegación de dicha institución, iniciativa esta que se concretó el 18 de julio de 1986 al efectuarse la asamblea constitutiva de la Filial Alcorta del Club Atlético RiverPlate, entidad que fijó su domicilio en la esquina de Boulevard 25 de Mayo y Avenida Rivadavia.

Su primera comisión directiva estaba integrada de la siguiente manera: Carlos Oscar Oriolo, presidente; Agustín Dieguez, vicepresidente; contador Ricardo R. Capella, secretario; Andrés A. Chagalj, tesorero; Oscar Lacosta, Andrés Sulich, Juan Carlos Cassoni, Oscar V. Jakás, Raúl Giara y Jorge Razovich, vocales.

Arriba

Escuela Especial "Jesús de Nazareth" N°-1 320 (1988)

En el mes de mayo de 1987, en el Salón Parroquial de Alcorta, se realizaron las primeras reuniones tendientes a lograr la creación de una escuela zonal de enseñanza especial en nuestro pueblo.

El 24 de setiembre de 1987 fue integrada la Comisión Pro Escuela que estaba conformada de la siguiente manera: Germán Segatore, presidente; Andrea Girotti, secretaria; Héctor De Tejería, tesorero; Horacio Domenech, presbítero Domingo A. Savini, Andrés Caminos, psicóloga Nancy Luciani, Gabriela Girotti, Marta Méndez y Laura Richezze, vocales.

Luego de un intenso trabajo que fue alentado siempre por las instituciones locales, las autoridades comunales y la comunidad en general, el día 24 de abril de 1988 fue inaugurada en un local alquilado (Avellanada entre España e Italia) la Escuela Zonal Especial de Alcorta, comenzando a brindar los trascendentes beneficios de su labor educativa a alumnos de nuestro pueblo y de la región, siendo su primera directora la profesora Elsa Sulich. En reunión realizada el 26 de octubre de 1988, al establecimiento se le impone el nombre de "Jesús de Nazareth".

Desde sus inicios, esta escuela fue un establecimiento educativo privado parroquial y a partir de marzo de 1991 fue reconocido en tal carácter por el gobierno provincial. En diciembre de 1987, la Comisión Comunal presidida por el señor Adrián Natalio Gabelich había cedido a la escuela un terreno para la construcción de su futuro edificio propio, >263> colaborando también con las obras de ampliación que el establecimiento actualmente ocupa (159).

Arriba

Alcorta Cablehogar Canal 2 (1990)

El día 21 de junio de 1990 la Comisión Comunal de Alcorta presidida por el señor Adrián Natalio Gabelich dicto la Ordenanza Nº 780 autorizando el uso del espacio aéreo de la localidad a la señora Liliana EditAngelozzi de Marchetti y al señor Alberto Miguel Marchetti, titulares de Alcorta Cable hogar Canal 2, empresa creada para implementar la prestación del servicio de televisión por cable en nuestro pueblo.

Las transmisiones de prueba comenzaron a efectuarse en el mes de agosto del mismo año 1990 y el nuevo sistema televisivo logró en forma inmediata una profunda inserción en los hogares de Alcorta, hecho este evidenciado en su creciente cantidad de abonados.

En la actualidad, Alcorta Cable hogar emite programas de los siguientes canales: 3 y 5 de Rosario; Argentina Televisora Color (ATC), 9 Libertad, Cablevisión y 11 Telefe, de Buenos Aires; y Televisión Nacional de Chile, existiendo la posibilidad de incorporar a la brevedad mayor cantidad de canales argentinos y extranjeros.

Además, a través de Canal 2 se emiten programas locales especiales y también el noticiero semanal "Reporte 2" y el espacio titulado "Más Deporte".

La dirección de Alcorta Cable hogar Canal 2 la ejerce el señor Alberto Miguel Marchetti y en el plantel estable de este moderno medio de comunicación alcortense colaboran los señores Mariano Gabelich, Adrián Alberto Gabelich, Raúl Neder, María del Carmen Tuffo de Cerántola, Ricardo Erramuspe, Omar E. Funes, Norberto E. Bó, Dante Scollo y Rosana D'Uva.

Arriba
Galería

Sociedad Española de Socorros Mutuos (1911)

Los mutuos socorros de una sociedad dentro de otra

Si has tenido el placer de viajar, conocerás lugares exóticos, paraísos terrenales, países limítrofes, otros más lejanos y si has cruzado el charco, conocerás a las famosas “madres” culturales, que más se asemejan a unos padres castradores. Bueno, si has tenido ese placer, podrás saber que existen lugares como: Brasil, Bolivia, Venezuela, Cuba, México, Portugal, España, Italia, Francia, Rusia, etc.

Si no has viajado, los conoces por nombre, por algún documental, por fotos y videos, o por transmisiones orales, de algún conocido o familiar que haya viajado o emigrado de esos lares.

Pues este escrito te propone un viaje también, el que disfrute de la lectura sabrá que ella en sí mismo es uno, un viaje a bordo de la Historia, traspasando kilómetros y tiempo. La idea es atravesar la puerta que separa el pasado del presente pero no para conocerlo sino para volver al futuro, acomodar y reconocer cosas que hoy son simples e ignorados “movimientos geológicos”.

Para nuestra información, se ha comprobado que las construcciones, o esos edificios viejos, son producto del ingenio y voluntad del hombre y no de caprichos geológicos; o sea que detengámonos y reconozcamos nuestro entorno, porque tiene tanto valor y trabajo como cualquier otra construcción humana,el edificio Chrysler, la torre Eiffel, la Bastilla o Versalles, que lo inalcanzable no te haga creer que es mejor. Hay historias a la vuelta de tu casa y que te pertenecen tanto o más que aquellas otras.

Pues bien, este viaje de volver al futuro tiene como parada un lugar, ayer cobijaba el futuro, hoy ese mismo lugar articula el pasado con el presente en una tarea constante de promoción e identificación con la memoria.

Ese lugar era el lugar de una sociedad embotellada dentro de otra. Por eso te invité a un viaje, porque no sólo nutriremos nuestra memoria colectiva sino que conocerás un lugar, un lugar dentro de dos países totalmente distintos.

Ahora bien, todo comienza con un interrogante, una duda, algo que se ignora dentro del total ignorado pero que hoy decide salir a conocer la luz: ¿Qué son esos leones en el techo? ¿A quiénes pertenecen esos rostros impresos en la pared? ¿Por qué ese escudo? Hoy había descubierto, en algo que había visto miles de veces, varios signos de pregunta que ya no hacían del día cotidiano uno cotidiano.

Lo primero es preguntarle a los que conocen del tema, en este caso a Marina Diazdirectora del lugar, pero uno, inevitablemente para saber tiene que entender. Por eso este escrito no es el fruto del entendimiento, aún le faltan vueltas, es más bien una invitación para el que lo lee, un desafío, una provocación a resignificar lo que nos rodea.

De España, del país, de la cultura, de la sociedad en general, sabemos lo que creemos saber, hoy quizás con la tecnología nadie dudaría en decir que el Barcelona es el mejor equipo de la tierra y que su selección es la última ganadora del mundial de fútbol, pero antes de aprender a patear el cuero como lo hacen hoy, también se destacaron en otros ámbitos. Por ejemplo, en ser una de las naciones exportadoras por excelencia de hijos.

A mediados del siglo XIX y principios del XX, España abrió una canilla que a borbotones derramaba personas a esta parte del globo, algunos volvían a la diestra de su madre patria y otros tuvieron, necesitaron, eligieron, prefirieron o no, quedarse. Pero la decisión de quedarse llevaba aparejada la idea de alejarse, quizás para siempre, de su “madre” literal y metafóricamente.

Esos españoles-americanos, que por elección o sin ella se quedaron, lucharon para no sentirse tan abandonados y lejos de su tierra. Trasplantar un pedazo de tierra no es tarea fácil, diferente es recrear lo que sucede sobre ella, y así lo hicieron.

Más allá de los problemas culturales, muchas veces irreconciliables, que tenían con nuestros nativos, aquellos terminaran tan amalgamados como hoy lo estamos nosotros, basta corroborar en el árbol genealógico. Pero no todo fue asimilación, en el principio el recién llegado no se mezclaba con el nativo, ni éste con aquel. Uno portador de civilización como se creía y el otro indomable como era, se rechazaban en el principio.

Ese lazo era difícil de trenzar, y los recién llegados comenzaron a buscar maneras de entablar relaciones, pues estaban solos, recién llegados y expatriados. El ser humano, animal que vive en y de la sociedad, se las ingenia para elevar siempre esa máxima. Y así fue.

La salida fueron las asociaciones, entre connacionales o no, pero casi siempre se terminaba imponiendo la primera, ya que era más fácil trabarse con paisanos. La idea de asociacionismo, no tiene sus orígenes en nuestro suelo, varias experiencias anteriores lo demuestran (tal es el caso de Uruguay, México, etc.). Pero si podemos decir que tuvieron un amplio peso, ya que su vida se extiende hasta la actualidad.

La asociación de italianos era más compleja, no lograba unirse o concentrarse. En un solo lugar, por más chico que fuere, podía haber dos o más sociedades italianas. Distinto lo que pasaba con la española que tendía a aglutinarse y generalmente llegaba a absorber a otras de su tipo, como ocurrió en nuestro pueblo (la Sociedad Española, se unió y absorbió a la Sociedad Cosmopolita y a la Francesa).

Pero ¿qué función tenían estas asociaciones? Más claramente lo dicen Simonassi y Sgrazzuti, “Como han señalado algunos historiadores, la primera etapa del mutualismo en Argentina estuvo asociada –aunque no exclusivamente- a las necesidades de los primeros contingentes inmigratorios, estimulados por el deseo de sostener determinados vínculos de cohesión, identidad y solidaridad en un contexto nuevo y en ocasiones hostil”. O sea que, la idea de asociarse era la manera de trasplantar a estos pagos, un sorbo de aire español.

No le fue fácil a la mayoría de los que llegaron a estas tierras, aunque con el correr de los años las cosas cambiaron, en un principio lo nuevo se tornó, como siempre, incierto. DicenBadaloni y Meinardi “la solidaridad basada en lazos étnicos fue el fundamento de diversas experiencias asociacionistas creadas para atenuar las condiciones muchas veces amargas con las que se topaban los inmigrantes llegados a la Argentina desde mediados del siglo XIX”.

En ese contexto tenemos que comprender la función y necesidad del mutualismo. El sentirse un poco más cerca de casa, el recrear algo que estaba lejos y hasta un poco borroso con los kilómetros.

Alcorta no estará exento de este tipo de instituciones, y desde 1911 podrá contar con su propia “Sociedad Española de Socorros Mutuos”. Con el fin y el objeto de:

  • Promover el espíritu social y de fraternidad entre sus miembros, teniendo como base el socorro mutuo para los casos de enfermedad o sus consecuencias.
  • La tendencia a todo bien común, que no se oponga a la base fundamental de su creación.
  • Fomentar el amor a la madre patria, y propender a su engrandecimiento.

Tal como rezan los acuerdos que fueron por unanimidad aceptados en la primera reunión del 10 de septiembre de 1911 en el domicilio social de los Sres. Bujarrabal y Cía.

Pues la Historia del país no es paralela a la regional o local. Todas sus manifestaciones a nivel nacional, tarde o temprano repercuten o se multiplican en este plano. Así también aconteció en nuestro pueblo de Alcorta también aquí los españoles, inquilinos eternos, sintieron la necesidad de recrear su sociedad dentro de la nuestra, puertas adentro.

Este fenómeno era el que se daba en todos lados y tenía las mismas consecuencias y fines, Devoto amplía “en realidad, el fenómeno del mutualismo era prácticamente universal entre los inmigrantes en todos los países, en tanto esas entidades proveían sus necesidades básicas. Esquemáticamente sus objetivos eran tres: cobertura médica, que incluía desde atención hasta medicamentos; sepelio, que abarcaba desde derecho al panteón social hasta la provisión de una comisión de socios y a veces banda de música en el entierro, y un ámbito de sociabilidad, que comprendía desde fiestas y reuniones sociales hasta juegos recreativos. En cierto sentido puede decirse que la sociedad mutual representaba la recreación de la comunidad originaria” (el subrayado es nuestro).

O sea, que las asociaciones se multiplicaban en todos lados, y tenían como fin, representar o familiarizar al que se encontraba lejos de su tierra. En Alcorta vemos que sus fines no discurren de los que se encuentran en la generalidad.

Pero no es sólo el origen en el tiempo, también es en el espacio. En Alcorta esta sociedad tuvo un especial coqueteo histórico con su edificio actual. Construido en 1910, el edificio del Bv. 25 de mayo 543, por el señor Juan Ardizio para ser utilizado como hotel, el famoso e histórico Hotel-Cine “Colón”, fue conocido regionalmente por sus veladas y eventos. Tuvo papel fundamental en el Grito de Alcorta, ya que muchas veces fue sede de debates de sus protagonistas.

La historia del edificio, corría paralela con la historia de la Sociedad Española, ambas se miraban con deseo, así al menos lo demuestra el acta de la asamblea del 28 de julio de 1918. Sin más, la Españoladecidió embestir y cerrarle el camino a ese anhelo y el 23 de febrero de 1919, la Sociedad Española de Socorros Mutuos compra a Don Juan Ardizio el edificio del Hotel-Cine “Colón”.

Una vez en su poder, el edificio tuvo algunas modificaciones, que tuvieron que ver más que nada con la ornamentación de éste, se agregaron motivos que representaban lo que ahora contenía. Los rostros en las paredes de príncipes españoles, las caraberas del conquistador Colón las que navegan los muros y los leones en lo alto que representan y defienden la heráldica española. Esto daba a la Asociación, un espacio físico para plasmar en la sociedad su invitación al disfrute de una nueva y vieja cultura.

Una legislación provincial de 1935, ley nº 2775, trato de frenar la idea de aislamiento cultural y social de este tipo de instituciones, que en un primer momento eran muy frecuentes, y que tendían a aislar al inmigrante y a sus hijos, de una vida y educación común para estos y los nativos. La ley dice “no podrán tener ni utilizar otros distintivos de nacionalidad que los consagrados por el Estado, ni adoptar enseñanzas, himnos, uniformes o símbolos que singularicen partidos o asociaciones extranjeras”. Esto debe leerse a la luz de su contexto.

La institución siguió su rumbo, y en 1978 cambio su nombre al de “La Mutual Asociación Española Cultural y Deportiva Alcorta”, tanto como su antecesora y heredera de aquella primera fundada por el grupo de 1911, sus fines y objetivos continuaron siendo los mismos y algunos nuevos:

  • Fomentar la ayuda recíproca entre sus miembros para satisfacer sus necesidades;
  • Prestar servicios funerarios;
  • Otorgar subsidios por casamientos, nacimientos, fallecimiento o cualquier otro evento que se determine;
  • Otorgar préstamos a sus asociados y un beneficio que estimule la capacidad ahorrativa de los mismos;
  • Proporcionar servicios de asistencia médica integral, farmacéutica, de proveeduría, recreación, turismo, culturales y otros compatibles con el desarrollo físico y espiritual de los asociados;
  • Establecer un fondo compensatorio para jubilación;
  • Proveer de viviendas a los socios, ya sea adquiriéndola, construyendo o haciéndola construir, pudiendo entregarla en uso, o en propiedad, según lo establezca en cada caso la reglamentación.

La institución siguió y continuo vigente a pesar del tiempo transcurrido, el edificio fue subalquilado, y muchas veces maltratado, no solo por el paso del tiempo y el deterioro cronológico.

En junio del 2004 se firmó un “Convenio Marco Regulatorio” entre la Comuna de Alcorta y la Mutual Asociación Española Cultural y Deportiva Alcorta. Los que suscribieron tomaron obligaciones reciprocas con el fin de frenar el deterioro y conservar el edificio como “lugar y patrimonio histórico” de nuestro pueblo.

Hoy es hogar del Museo Comunal Alcorta, se trabaja dentro del pasado, de lo que ayer fue el futuro de aquellos, se trabaja para que conozcamos, no sólo en nombre de la memoria colectiva del pueblo, sino en nombre de eso que no es un capricho geológico, sino la construcción de hombres laboriosos, que hoy muchas veces pasamos por alto, ignoramos o nos damos el lujo de cambiar, sin entender el valor que alguna vez aquello tuvo.

Hoy me frené y vi el frente de la Española y supe qué significaban esos rostros impresos en la pared, qué representaban esos leones en lo alto, la función y el pasado que tuvo ese edificio. Sin embargo aun no entiendo su valor...debe ser que el valor se lo damossólo las personas.

Arriba

Biblioteca Popular "Belisario Roldán" (1932)

La Propiedad Social

Imaginación al poder o…el poder de imaginar

Cuánta importancia y qué simple es el hecho de “llegar a casa”, después de correr de acá para allá, de estar mucho tiempo afuera, de patear por la calle, que liberador es ese momento en que uno entra al hogar, sin saber la mayoría de las veces con que se va a encontrar, quizás luego de diez minutos desee salir corriendo nuevamente, pero no lo hace porque ahí se encuentra siempre lo propio, lo familiar, lo eternamente dispuesto para mí.

¿Hogar y familia las fórmulas de la felicidad? No, no digo eso. Hablo de ese lugar donde uno llega y sabe que se encuentra cara a cara con su esencia, estos lugares pueden ser tu familia si, o tú casa, tu perro, un lugar X, material o que sólo existe dentro de tu mente, un pensamiento tranquilizador, una idea movilizadora, un libro, un grupo, un amigo o un amor.

De eso se trata la invitación de este segundo texto, el que haya leído el primero entiende, que la idea es despertar un interrogante, provocar o desafiar al que lo lee, a construir o reconstruir lo nuestro.

No es la idea de este texto conseguir la originalidad, sino despertar del letargo a nuestras ánimas perezosas. Recorrer la geografía de nuestro pueblo, detenernos y escuchar lo que tienen para contar esos lugares, erróneamente, naturalizados en la córnea.

Repetimos que para saber hay que entender, y no es este texto el que les proporcionará el entendimiento, en este caso puntal del que hablaremos, entender significa sentirse partícipe. Por eso el desafío es caminar, “abrir los ojos para escuchar” y sentir propio lo que es propio, y en este pueblo hay mucho que es de todos…aún.

Pocos sabrán que en 1915 existía en nuestro pueblo una biblioteca, una biblioteca que funcionaba bajo el nombre de “Biblioteca Carlos Marx”, que su nombre decía más, quizás, de lo que realmente fue. Pero no es este espacio para hablar de ella, sólo que sirva como dato significativo, a la hora de hablar de lo nuestro, o sea: DE MARX A ROLDÁN.

Los gobiernos radicales estaban en decadencia, la violencia “patriótica” aumentaba en las calles del país, y muchos inmigrantes quedaban atrapados en la telaraña del sueño americano. El mundo hacía “crack” con la crisis de 1929. Mientras las potencias repartían las boletas sin cobrar que tenían en un debe imaginario, acá los hombres fuertes del país, amantes hipócritas e irónicos de la tierra, predicaban un nacionalismo pedante que daba lugar a una intervención militar.

La década de 1930 se abre con un panorama poco alentador, pero aún se respiraba, igual que cada vez que algo “golpe-a” donde duele. El pueblo no está exento de los vaivenes y los quiebres nacionales e internacionales, somos parte de un todo. Pero a veces el todo discurre de lo local, y hay también de eso acá. Mientras a nivel país se llama a “la hora de la espada”, en el pueblo se siente la necesidad de la palabra. Por eso:

“El día 3 de mayo de 1932, queda constituida en la localidad de Alcorta depto. Constitución, provincia de Santa Fe, una biblioteca popular denominada Belisario Roldán”.En una época donde el nacionalismo se jactaba de crecer a nivel nacional, a nivel local un grupo de vecinos, paradójicamente, se reúnen en la secretaría del local de la “Sociedad Cosmopolita de Socorros Mutuos”. Sus fines son:

  • Artículo Nº 2: a) La elevación moral e intelectual del pueblo por medio del estudio y la instrucción.
  • b) Mantener una sala de lectura para la que se adquirirán de inmediato y en lo sucesivo, los libros, publicaciones y cuanto sea necesario y a criterio de la Comisión Directiva sea útil para los fines que persigue esta Institución.
    c) Crear clases nocturnas de enseñanza en general, como ser: de idiomas, contabilidad, caligrafía, taquigrafía, etc.
    d)Contribuir a la mayor cultura del pueblo, organizando conferencias sobre temas científicos, veladas artísticas y literarias u otros actos de carácter instructivos; siempre que ellos estén encuadrados dentro del espíritu de estos Estatutos.
    e) Crear y mantener el intercambio de afectos con instituciones similares, nacionales y extranjeras y estimular entre sus asociados los principios de sociabilidad.
  • Articulo Nº 3: El cumplimiento de los fines a que se refiere el artículo anterior, se hará a medida que lo permitan las finanzas sociales, considerándose los más inmediatos y con privilegios sobre los demás el sostenimiento de un local y la habilitación de la Sala de Lectura.
  • Articulo Nº 4: Esta Institución carecerá de todo carácter político y religioso.
  • Articulo Nº 5: Constituirán los fondos de la caja social: a) las cuotas mensuales de los asociados. b) las suscripciones o donaciones y toda clase de recursos que por medios lícitos y honestos puedan recabarse.

Con los fines en la mano, con la juventud de la primera época, la “Belisario Roldán” se echó a andar por el tiempo de Alcorta.

Desde ese 1932, debió afrontar cada año junto al pueblo, las coyunturas y las crisis nacionales y locales. Si bien la idea desde un primer momento, como se lee en los estatutos, fue articular la labor bibliotecaria con un servicio de instrucción a sus asociados, no siempre se pudo sostener.

El flujo de los socios, como hoy en día, oscila, decae y crece desproporcionadamente, pero sobre todo las variaciones sociales son las que mueven el destino de la institución.

Ella fue testigo en la época del golpe militar de 1976, y vio cómo por varios años, los miembros de su comisión sólo se reunieron para mantenerla “respirando”. En tiempos de la guerra de Malvinas, ofreció charlas sobre “Malvinas e Islas del Atlántico sur y el concepto de soberanía” para explicar un poco al pueblo qué estaba sucediendo.

Con la vuelta de la democracia se prestó su espacio físico para que se analizara el término y concepto democrático que resurgía en la sociedad. También para que los partidos políticos lanzaran sus plataformas, y como lugar de discusión.

Esto duró hasta que alguien “recordó” que este tipo de actividades se prohibía en sus estatutos primigenios e internos.

En 2006 se estructuró un cambio, que venía de la mano de un grupo, así nos cuenta el presidente de ese momento y actual, Ariel Palacios. Ese cambio tenía que ver con que la biblioteca supusiese un espacio, no sólo de lectura y préstamo de libros, sino un ámbito donde el conjunto de la sociedad pudiera encontrar el servicio del intercambio cultural.

Durante varios años, este grupo integrado inéditamente por jóvenes de barrio, que no sólo pertenecían a la inmediata cercanía de la “Roldán”, entendieron la consigna que se propusieron y la biblioteca resignifico su lugar y abrió a otros lares el juego.

Los estatutos hoy rezan como en aquel primer momento:

  • Articulo Nº 2: La Asociación Biblioteca Popular Belisario Roldán tiene por objeto constituirse en una institución activa con amplitud y pluralismo ideológico: y tendrá como misión canalizar los esfuerzos de la comunidad tendientes a garantizar el ejercicio del derecho de la información, fomentar la lectura y demás técnicas aptas para la investigación, la consulta y la recreación; proponer la creación y la difusión de la cultura, los derechos y la educación permanente del pueblo; crear y mantener el intercambio de afectos con Instituciones similares, nacionales y extranjeras y estimular entre sus asociados los principios de sociabilidad.
  • Articulo Nº 3: el cumplimiento de los fines a los que refiere el artículo anterior se realizará a medida que lo permitan las finanzas de la Asociación. La asociación podrá realizar todas las actividades necesarias y/o convincentes para el mejor cumplimiento de su objeto, en ningún caso importaran directa o indirectamente beneficios y/o ventajas económicas de sus asociados.

La biblioteca sigue siendo tan popular como su nombre, es un poco de todos, y más allá de sus problemas edilicios, hoy sigue en pie, cumpliendo con su rol tradicional, aunque muy a pesar de aquellos que le prestaron su hombro, ya que por el momento no se está llevando a cabo todo lo proyectado, por razones materiales. Pero el grupo que trabaja hoy dice “Apuntamos siempre a diez, aunque logremos tres…la idea es moverse”.

Esta vez y nuevamente la idea del escrito era rescatar un lugar que tiene mucha historia, que se mantiene como un bastión, y que muchas veces pasamos por alto. No es la idea que la biblioteca ponga un cartel que diga “aquí estoy yo…mírenme”, es que nosotros podamos reconocernos dentro de ella.

Su carácter popular no es demagogo, significa que nos pertenece, que es un ámbito donde en un primer momento alguien o algunos pensaron que se podía construir una cultura “popular” o pueblerina, quizás en algún momento hubo solo palabrerío, no lo sabemos y esa no es la tarea o lo importante, sino rescatar un lugar perdido en lo natural del cotidiano vivir.

Imaginar lo importante de rescatar del olvido, aquello que fue nuestro y que hoy retomamos porque sigue siendo propio; imaginar pero poder hacer algo para que no quede sólo en eso, sino que nos lleve a conocer, a entender, a saber y reforzar la memoria colectiva.

La imaginación al poder como pedían una vez unos jóvenes franceses…o poder imaginar algo distinto. Y para lograr imaginar hay que leer y sumergirse en mundos diferentes, porque la lectura es la principal herramienta de y para una persona, el que crea tener imaginación lo sabe y el que crea no tenerla, que lea.

Por eso no hay ámbito más potencial de imaginación, a mi entender, que la biblioteca, que es ahí donde descansan los libros, donde se acurrucan esperando que alguien los desempolve. Ese lugar existe en montones de lados, y Alcorta no es la excepción.

Es ese espacio de todos, es esa “Propiedad Social”, ese lugar donde todos podemos alcanzar, demostrar o construir lo que somos y queremos ser, donde la horizontalidad reina. Propiedad Social, entendida a la manera que proponeCastel, esto es, como una propiedad puesta a disposición de aquellos que estamos excluidos o al margen de lo que antes solo la propiedad privada podía garantizar. Y esto es así por su sentido popular y por su férreo objetivo de estar siempre abierta para el disfrute de ese inexistente “todos los pueblos”, que bien quiere decir…el pueblo.

La biblioteca de calle España no se mueve, no es ambulante, no se ofende por nuestra antipatía, solo espera que abras alguna día la puerta y entres como entras cada día a tu lugar, ese “llegar a casa”, escapando de la vorágine a pedir u ofrecer tu esencia.

Leer o participar, quieto o en movimiento, activo o pasivo, da igual el cómo, mientras te reconozcas en ella,porque la biblioteca es popular…por ende, tuya.

¿Por qué su importancia? ¿Cuál es su valor? Al igual que en el escrito anterior, no losé… no entiendo cuán importante será la Biblioteca Popular Belisario Roldán para el pueblo, su valor, su necesidad o el que entremos o no; además no es la función de este texto revelar “mágicamente” el saber, muy lejos está de eso.

 Cada cual sabrá entender el valor y la importancia. Yo solo me frené y supe, supe algo de su historia y de su función social…y supe distinguir cual era la puerta de la biblioteca y la de C.A.P.A.L.